resinas epoxi adhesivos
home I quienes somos I links I contáctenos
I búsqueda avanzada
PRODUCTOSdistraltec,resinas epoxi y adhesivos
Adhesivos
Auxiliares
Electro-Electrónica
Laminados
Listones Necuron
Matricería
Nautica
Tejidos de refuerzo

 

CASE HISTORIES

Capacidad de mojado.
Última clave por el cual pega un adhesivo

¿Cuántas veces hemos notado en nuestras vidas que sobre plásticos, superficies enceradas, autos siliconados, chapas engrasadas, etc. cuando se mojan con agua, se forman pequeñas islas de forma amorfa aisladas entre si que no terminan de mojar totalmente la superficie?
La superficie del agua tiene una tensión conformada por fuerzas internas que definen la formación de la gota. Este conjunto de fuerzas se denomina tensión superficial.
Para conocer los fundamentos de la última clave, no dude en visitar nuestro blog técnico.

http://www.resinasepoxi.com.ar

   

Adhesión y cohesión.
Más motivos por los cuales pega un adhesivo

En nuestra tercera entrega sobre ¿Porqué pega un adhesivo? definimos los términos de adhesión y cohesión.
\"Un buen ejemplo de lo que son las fuerzas de adhesion seguramente nos ha ocurrido alguna vez en la vida tratando de despegar dos vidrios planos superpuestos.\"
\"La cohesión es el conjunto de fuerzas que mantiene unidas entre sí las moléculas que conforman al adhesivo impidiendo que se rompa. Cuanto más fuertes estas uniones mas fuerte es el adhesivo.\"
Mucho más en nuestro blog técnico... no deje de visitarnos!

http://www.resinasepoxi.com.ar

   

¿Por qué pega un adhesivo? .
Segunda entrega en nuestro blog con una orden de compra para aquellos que respondan correctamente una pregunta!!

Breve resumen de las tres claves que hacen que un adhesivo pegue.
A su vez, una pregunta, que de contestarla correctamente, podrá recibir una orden de compra por $100 para nuestras resinas epoxi.
Un cuadro explicativo que amplía la visión y la organización de información para comprenderlo de manera más visual.
No deje de visitarnos esta semana!!!

http://www.resinasepoxi.com.ar

   

¿Porqué pega un adhesivo?.
Breve explicación sobre los principios químicos. Primera entrega

Lo que todos queremos y fundamentalmente necesitamos saber.
¿Porque pega un adhesivo?
En el mecanismo del pegado, engomado, encolado o adhesivado, como mejor nos guste, intervienen diversos factores que hacen posible que un pegamento/adhesivo adhiera dos superficies entre si.
Para entender estos principios nos tenemos que introducir en el mundo de las moléculas...

http://www.resinasepoxi.com.ar

   

Historia de los adhesivos.
Cronología

Los adhesivos han estado siempre en la historia del mundo.
El cuadro que exponemos en el blog nos cuenta la cronología de los descubrimientos hasta encontrar lo que es hoy en día una herramienta de uso diario.
Los esperamos!

http://www.resinasepoxi.com.ar

   

Ventajas y desventajas de los adhesivos.
Nuestra segunda entrega sobre información técnica

Los adhesivos nos permiten unir elementos de distinto género como ser papel, cartón, cerámica, hormigón, acero, plásticos reforzados, materiales compuestos, madera siendo la lista prácticamente interminable. Posibilitan nuevas técnicas constructivas creando nuevos materiales compuestos más livianos que los procesos tradicionales. Pero no todas son ventajas; también los adhesivos tienen sus debilidades...
Para ampliar esta información, por favor ingrese a nuestro blog técnico. Semana a semana ampliaremos temas de interés, esperando sus respuestas e inquietudes.

http://www.resinasepoxi.com.ar

   

¿Nos podemos imaginar un mundo sin adhesivos?.
Se encuentran dentro de nuestra vida diaria sin que lo percibamos

Por un momento repasemos todos los artículos que utilizamos diariamente, los cuales pueden existir únicamente o han mejorado sus prestaciones gracias a la existencia de los adhesivos. La lista sería interminable: desde el block de papel cuadriculado y el rollo de papel higiénico, el pañal de nuestros hijos, los apósitos, nuestro calzado, los muebles que tenemos alrededor nuestro, los electrodomésticos que nos facilitan las tareas domésticas, nuestras viviendas, los vehículos que nos transportan, y un universo de elementos que tocamos vemos y utilizamos a diario, hacen que los adhesivos ocupen un lugar irremplazable en nuestras vidas...
Para ampliar esta información, por favor ingrese a nuestro blog técnico. Semana a semana ampliaremos temas de interés, esperando sus respuestas e inquietudes.

http://www.resinasepoxi.com.ar

   

El barco del centenario.
El Club Náutico San Isidro nos elige como proveedor



El actual barco escuela será reemplazado el 13 de febrero de 2010, día del centenario del club, por uno más rápido y de diseño más moderno. La idea fue del actual presidente del club, quien transmitió al resto de los integrantes de la Comisión Directiva, su deseo de “regalar” a los socios un nuevo barco.
Para la creación del mismo, fue contactado Germán Frers, uno de los diseñadores más reconocidos del mundo, quien demostró su compromiso y agradecimiento hacia el club (es socio), donando sus planos.
Pero, para la construcción de un barco, se necesitaron dos ingredientes principales aparte de los planos ya diseñados: por un lado, un constructor, es decir, un astillero; y por otro, un proveedor de material.

La construcción y el astillero
Eduardo Anzola llega a ser el encargado de la realización del barco gracias a la recomendación de Germán Frers.
Encargado de un astillero de gran envergadura y reconocimiento, se dedica a la construcción de barcos hace treinta años. Nos cuenta que en ese tiempo era común dedicarse a los barcos de serie, donde se partía de una matriz base, haciendo todos barcos iguales, en resina poliéster.
Pero, a través de los años, fueron varios los factores que hicieron cambiar el rumbo de su método de construcción. Por un lado, el paisaje del país, en continuo desarrollo con nuevas tecnologías; por otro, el acercamiento a la firma Ciba Geigy que dio a conocer el uso de las resinas epoxi en la construcción náutica a través de su exitoso barco Merit; también el advenimiento de las fibras de carbono permitiendo construir barcos más rápidos y livianos; y por último, un diseño de Germán Frers para la fórmula IMS que recién comenzaba en el mundo.
De esta manera el astillero de Anzola obtuvo una visión diferente sobre lo que era la construcción de un barco. “Siempre distingo lo que es un barco estándar en poliéster y lo que es un barco epoxi”, explica Anzola, “no tiene nada que ver un sistema del otro. La resina epoxi es un método de trabajo en el cual uno no se permite ser ineficiente y se realiza el producto exactamente como se diseñó y se utiliza la cantidad de material que se calculó”.
Él mismo es un convencido de que cada proyecto es un nuevo desafío, y aún más el que le atañe actualmente. Comprometido con su trabajo, destaca el barco insigne del CNSI de un barco particular por estar representando una institución. “Es el barco que va a llegar a navegar a nuestros hijos”, dice “y esto me llena de gran orgullo”.

Materia prima para el barco
El contacto a través de la gente de Distraltec, se hizo gracias a Eduardo Anzola, quien años antes ya había trabajado con esta empresa, fabricante y proveedora de resinas epoxi.
Para el nuevo barco surgió la posibilidad de comprar la resina en el país (antes venían en paquetes importados del exterior), con precios nacionales, y ofreciendo la posibilidad de entregar el material cuando se precisase o se pudiese, de acuerdo al presupuesto del club. Huberto G. Mahler, dueño de la empresa, nos cuenta que su conocimiento por las resinas epoxi comienza hace aproximadamente 35 años, trabajando en Ciba Geigy, entrenándose en casa matriz. Actualmente ha recibido la calificación de “Especialista Europeo en Adhesivos”, certificados por el IFAM –Center of Adhesive Bonding Technology, en Bremen, Alemania.
“Distraltec nace en 1990, en el momento que tomé la decisión de erradicar un cambio en mi vida profesional”, nos cuenta. Y a partir de ese momento, esta empresa provee resinas epoxi para todo tipo de aplicaciones a nivel nacional e internacional.
Si bien es proveedor de la resina para la construcción del barco, la aplicación del epoxi comprende también la industria de adhesivos, metalmecánica, eléctrica, como materiales aislantes, aplicación en matricería (como ser matrices de termoformado, patrones, estampados) y moldes para laminado.
“Para nosotros también es muy importante participar de este proyecto al poder colocar nuestros productos manteniendo siempre la calidad de los mismos y contribuir para que esto salga bien”.

Resina epoxi vs. Resina poliéster
Muchos se preguntarán porqué se construye el barco en resina epoxi y no en poliéster como se hace habitualmente con los barcos en serie. La respuesta está en que este no es un barco en serie, es un diseño especial, y porque el mismo diseñador, Germán Frers, lo pensó así.
Huberto G. Mahler, especialista en el tema nos comenta que “la resina epoxi genera una buena resistencia estructural. Se pueden lograr estructuras más livianas con los mismos módulos, logrando una mínima contracción, baja deformación, y obteniendo propiedades antiosmóticas, cosa que suele ser el principal problema de la resina poliéster.”
Una de las grandes propiedades que tiene el epoxi, es la gran adherencia que tiene sobre la mayoría de los sustratos. Casi el 80% del uso de las resinas es para revestimientos anticorrosivos sobre estructuras metálicas, hormigón, madera o plástico. Es decir, todo aquello que sea protección y adhesión sobre la diversidad de sustratos.
“La poliéster es muy noble en algunos aspectos, pero no cumple con los mismos valores de adhesividad”, cuenta Anzola, “los valores de resistencia de la epoxi son superiores!” Y también es muy superior el precio por unidad en comparación. Sin embargo hay técnicas y diseños constructivos que ayudan a que el contenido final de toda la resina epoxi sea sustancialmente menor a la poliéster.
Para la construcción del barco se usaron unos 3000 kg de resina, además de fibras de vidrio unidireccionales y tejidos biaxiales, logrando un barco mucho más rápido y liviano que el anterior, construido en acero.

Un equipo de trabajo
Tanto Huberto G. Mahler como Eduardo Anzola le ofrecieron al club una oferta económica interesante ajustándose a los requerimientos y las posibilidades, teniendo en cuenta que este proyecto se extendería a lo largo de cuatro años por una cuestión de costos. Aparte del buen presupuesto, fue la excelente trayectoria de ambos y sus conocimientos técnicos, lo que aseguraría al club un buen trabajo final en la construcción de este barco que pasará a la historia.
Ambos estuvieron de acuerdo en reconocer que cuando uno se encuentra frente a un emprendimiento de tal envergadura, nadie desea lucrar con ello. Es algo que va a ser representativo para el país, por el reconocimiento del club a nivel nacional y porqué no, internacional.
De tal manera, conociendo un poco de la historia de nuestros colaboradores, así como de la construcción, uno se pregunta qué es lo que convierte a este barco un éxito. Son varios los factores, y es preciso enumerarlos: en primer lugar, está basado en los planos de uno de los diseñadores más importantes del mundo, en segundo lugar, el barco representa a uno de los clubes más importantes del país y por último un grupo de gente que le devuelve al club lo que el club les dio de jóvenes.
El barco estructuralmente ya está listo, duerme en el club para ser despertado el día del centenario. Sólo falta la carpintería y sale a navegar.
Fue un excelente trabajo que se hizo en equipo cuya base fue el deseo de todos los que colaboraron en esto: que el barco llegara a buen puerto.

http://www.cnsi.org.ar

   

Botes de competición.
Un gran esfuerzo nacional con reconocimiento mundial



Entre las cinco marcas más importantes de botes de competición de remo, se encuentra una argentina: Cucchietti Racing Boats.
Su color actual, el verde marino, se destaca en el momento de observar una regata. Su excelente diseño y la precisión en las curvas permite que los botes sean más rápidos, convirtiéndolos entre los favoritos. Grandes remeros como María Julia Garisoain, Marcos Morales y Walter Naneder, entre otros, representaron al país como deportistas. Los últimos dos lucieron los Cucchietti Boats en la Olimpíada Atenas 2004.
La historia de los botes se remonta al año 1971, cuando su creador, Jorge Cucchietti, era remero. Día tras días, cuando iba al club, observaba al carpintero mientras hacía botes, e iba a su casa a repetir lo que había visto. “Mi primer bote fue de madera, pesaba 25 kg. Y lo hice sin saber nada de líneas”, recuerda Jorge, “después lo bajé a 17 kg, probándolos cada vez que terminaba alguno”.
Hoy cuenta en su haber con la realización de 779 botes de competición hechos en su taller, situado primero en Virreyes y actualmente en el centro del remo, Tigre.
Se destaca su trayectoria principalmente por ser el creador de los botes de regata de plástico (PRFV). Luego de una década de trabajar con la madera, encontró un grupo de remeros fuera de la elite de remeros de Tigre, que no podía acceder al precio de los botes de competición del momento. Así surge la idea de diseñar uno en plástico reforzado y aluminio. La materia prima era muy barata, y esto permitió abrirle el mercado a clubes del interior: Paraná, Resistencia y Corrientes, entre otros. A su vez, esto fue el puntapié inicial para mezclar la madera con el PRFV, cuyo primero bote todavía hoy se encuentra en el Club Suizo.
El remero Sergio Fernández fue el primero en probar un bote de estas características, que por fuera no era muy vistoso, ya que los de madera tenían una terminación más lujosa y precisa. Sin embargo, fue el que ganaba todas las regatas, por una diferencia de cinco segundos. Y, como a los clubes les importaba ganar las regatas, tomaron en cuenta la nueva variante. “Miraba cuanto folleto pasaba por delante y trataba de comprar cada libro que viera, porque no se sabía nada de plásticos reforzados y materiales compuestos”, reflexiona Cucchietti.
Frente al éxito en las regatas, el propio presidente del Club Teutonia le encargó por primera vez un bote de ocho largo con timonel. Un viaje a Brasil, para observar el diseño de un bote Empacher, ayudó a sacar las plantillas y diseñar el propio bote, que también fue adquirido por clubes como el San Fernando, la Escuela Naval de Chile y Campana, entre otros. Diseño que aún sigue vigente hoy día.
Con el avance del tiempo y la tecnología, el kevlar con trama cruzada fue reemplazando el vidrio como material de refuerzo, suplantado luego por el carbono entre los años 1993 y 1994.
Pero había algo que todavía le faltaba a los Cucchietti Boats para encontrarse entre los primeros.
El secreto fue revelado en una regata donde remeros uruguayos corrieron con un bote importado en La Plata. Como era un poco traslúcido, se vio el honeycomb, material utilizado como núcleo en estructura sandwich que consiste en papel aglomerado con pulpa de fibra de kevlar, muy resistente a la tracción. Lo que faltaba era separar la cara interna y externa del bote!
Así, la estructura carbono-honeycomb-carbono predominó en todos los botes, manteniéndose aún hoy. Es una nueva generación de botes: más livianos, herrajes de aluminio y un diseño superior hecho por computadora. Y en esta etapa es cuando entra Distraltec a la vida de Cucchietti Boats, proveyendo la resina epoxi, para la realización de matrices y el laminado del carbono.
Pero, hasta llegar a esta instancia, la empresa probó con muchos materiales, entre ellos, botes con núcleo de telgopor, muy livianos, pero muy fáciles de abollar (todavía se encuentra uno en el Club Buenos Aires), así como honeycomb nacional hecho de papel kraft (que se hinchaba al contacto del agua). Actualmente se exportan botes a Estados Unidos, Canadá y España.
Pero si hay que hablar de producción nacional, no se puede probar estabilidad ni tampoco hablar de producción en serie, por más que la marca sea reconocida entre las mejores a nivel mundial. Mientras que en Estados Unidos se realizan 700 botes por año, acá se fabrican entre 30 y 40. “Es la falta de directivas claras por parte de la Secretaría de Deportes para promover el remo, que se encuentra muy olvidado en la sociedad”, dice Jorge “es un deporte muy caro y en el exterior son las empresas las que crean todo un mercado alrededor del remo, el cual nos sitúa en una gran desventaja económica a nivel mundial”.
Como todo productor nacional, las crisis nacionales afectan el trabajo de las empresas generando altibajos constantes sin lograr una estabilidad. La falta de avance tecnológico y de apoyo por parte del gobierno no permite un crecimiento constante, sólo queda crear una buena conjunción entre cliente y proveedor, y empezar a producir a alta velocidad, lo cual implica un circuito de producción más eficiente.
Cucchietti Racing Boats compite con las marcas Empacher (Alemania), Kiwi (nueva Zelanda), Hudson (Canadá) y Vespoli (Estados Unidos) en el exterior, mientras que en la Argentina es el único con tecnología y diseño de avanzada que le permite correr a la par de los mejores.
Creador y diseñador, que por voluntad y empeño propio empleó su genio para crear lo que a él mismo le gustaba hacer: remar, decimos con orgullo que nos acompaña desde los inicios de Distraltec (año1990). Agradecemos su colaboración y deseamos un excelente porvenir en su nueva etapa de crecimiento.

http://www.cucchiettiboats.net

   

Los soldaditos nos cuentan su historia.
Creación mediante la técnica de molde tipo guante



Entrar en el mundo de Honour Bound es la mejor manera de rememorar el pasado militar y social, haciendo viva la historia en un pequeño pedazo de plomo.
Allí la infantería alemana, americana, inglesa, francesa (y un sinfín de nacionalidades que alguna vez utilizaron uniforme militar) toman vida a través de sus gestos, actitudes y situaciones representadas.
También es posible encontrar anfibios americanos de invierno y verano, cocinas de campaña -con pequeños detalles como un gato queriendo cazar una gallina-, acorazados y panteras.
Todo sale de las manos del ingenio de dos creadores.
En una esquina, Daniel Donzino se encarga de tallar los soldados. Su mujer, Ana, elige qué piezas realizar y de allí el nacimiento de un nuevo ser de plomo que caerá en manos de algún afortunado coleccionista.
El procedimiento consiste en tallar la figura maestra, sacar un molde y hacer la colada en plomo. A partir de este momento, el soldado tendrá decenas de unidades clonadas.
En otra esquina, los acorazados y anfibios, entre otros medios de transporte militares, nacen de una placa de alto impacto en el escritorio de Gabriel A. Mileto. Luego, un hábil moldeado en masilla le dará la forma final.
El taller de manos veloces que día tras día pintan las caras y los detalles en los uniformes, así como la utilización del aereógrafo para colorear los tanques, dejan como resultado una maravilla histórica, fija en el tiempo y en el espacio.
Listos para viajar, los soldaditos duermen en sus cajas para llegar a distintos puntos del mundo donde cientos de coleccionistas admiran una maravilla artesanal, hecha nada menos que por manos argentinas.
Pero quizás lo que más impacta por sus colores y la diversidad de modelos es el sector de Beau Geste, donde Ana Donzino se encarga de coordinar y pintar estas figuras. Aquí ya no se encuentran infantes descansando con armas en mano, sentados en anfibios de invierno o bien enfrentando al enemigo, sino que las guerras napoleónicas, la guerra civil americana y el Durbar de Delhi en 1903, entre otros, toman vida.
Los colores y los trajes de cada uno de estos grupos de pequeñas piezas de plomo vivas, hacen dar ganas de tener la colección completa y jugar con ellos, transportándonos a nuestra infancia, donde el soldadito de plomo era nuestro principal aliado.
Quizás por esto los denominan los “soldaditos de juguete”. El juego proviene del brillo de las vestiduras y la variedad de situaciones históricas. Es posible encontrar bailarines con disfraces tailandeses, spahis a caballo o carabineros palestinos montados sobre impactantes camellos. Nuestros regimientos de patricios también viven en Beau Geste, entonando la marcha de San Lorenzo mientras el Gral. San Martin se enaltece sobre su pequeño caballo bravío.
En el salón donde los pequeños seres de plomo –no son simplemente figuras, en ellos hay vida e historia- pasan del gris plomo a un brillante amarillo, rojo o azul, se encuentran vidrieras llenas de ellos. Da placer sólo observar las figuras. Acercarse a mirar los detalles tienta a quien tenga acceso a esta sala y qué decir de querer llevarse uno para admirarlo en cualquier momento.
Pero Honour Bound y Beau Geste no se quedan en este país solamente. Su presencia en ferias europeas y norteamericanas, afirman el trabajo bien hecho, así como su espacio en el museo de Kuhlbach, Alemania, museo de miniatura de plomo de Francia y museo de miniatura de Las Vegas, Nevada. Una vez más el mercado argentino tiene lugar en el extranjero.
Una vez más debemos enorgullecernos de contar con manos argentinas que recrean maravillas coleccionables.

http://www.honourbound.com

   

  resinas epoxi adhesivos pegamentos distraltec
eXTReMe Tracker